El internet satelital: ¿cuáles son las ventajas y desventajas de este innovador servicio?

Un internet que rompe realmente los límites geográficos y promete democrátizar el acceso a la información

En esta era de la información donde la conexión a la web, forma parte imprescindible de las actividades diarias y productivas del ser humano en la sociedad, la tecnología del internet satelital se perfila como la pieza faltante de la nueva época digital, apostando por destruir las barreras y cambiar las reglas del juego.

¿Qué nos ofrece de diferente este internet satelital?

Esta tecnología satelital rompe las barreras geográficas, permitiendo la conectividad en lugares remotos, en esas zonas de difícil acceso a redes fijas o redes móviles. Debido a que este servicio, no requiere la existencia de estructuras terrestres complejas o programas especificos, para acceder a él.

Todo esto, con el propósito de ofrecer banda ancha desde las estrellas, logrando una conexión más rápida y una cobertura más amplia, en la búsqueda de la consolidación del ciberespacio. En una época donde las grandes empresas de telecomunicaciones, se disputan el primer lugar por el dominio del cielo.

Pero como todo en la vida, el internet satelital también tiene por ahora, sus pro y contra que a continuación revisaremos.

Ventajas:

  • Cobertura global.
  • Acceso a varios dispositivos, puede llegar a conectar a muchas más personas.
  • Rápida instalación, ofrece mayor cobertura con menor infraestructura.
  • Seguridad y estabilidad del servicio.
  • No requiere tener una línea telefónica.

Desventajas:

  • Sensible a las obstrucciones.
  • Restricciones y límites de datos de Internet por satélite.
  • Mayor latencia, que es el tiempo que tarda en llegar de vuelta la información solicitada en la web.
  • Precio más elevado.
  • El bando de ancha es inferior a otros sistemas de Internet

Ante estas limitaciones, el acelerado desarrollo de la ciencia cierra cada vez más esta brecha. Empresas como SpaceX, OneWeb y  Boeing lideran este tipo de proyectos, haciendo uso de tecnología nueva y avanzada que los está llevando poco a poco a dominar el espacio y construir una red consolidada de internet satelital.

¿Cómo funciona este internet satelital?

Para disfrutar de este servicio, es necesario instalar una antena en el exterior de tu casa, similar a las que se utilizan para la televisión por satélite y conectarla a un módem.

Antena con la cual te comunicarás de forma bidireccional, con un satélite en órbita alrededor de la tierra. La función de dicho satélite es hacer «rebotar» la señal de tu casa a los equipos de tu proveedor de servicio, los que mandarán de vuelta la información a través del satélite que te lo enviará luego a tu casa.

Es decir, ahora la comunicación se realizará por el aire a través de un satélite que hace de intermediario. E igual podrás conectar tu ordenador directamente a el módem y utilizar su WiFi para conectar el resto de dispositivos que poseas. ¿Te animas a probar el internet del futuro?