La cuarentena, convivencia y familia.

Cuarentena y convivencia familiar
Cuarentena y Convivencia Familiar

Afrontar que existe un problema que se escapa de nuestras manos más allá de nuestras puertas en el hogar ya de por sí es un difícil tema.

La cuarentena medida que se adopto para minimizar notoriamente los casos de infectados por un virus denominado Covid 19 a trastocado a la típica familia.

Lamentable es para much6os darse cuenta que han estado viviendo con extraños, la vida diaria, las obligaciones y un sinfín de actividades, limita la convivencia.

Parece mentira, se piensa y no se cree, pero antes de esta situación, cuando fue la última vez que se sentaron en familia a hacer alguna actividad.

Si bien es cierto que actualmente las exigencias del día a día obligan incluso a ambos padres a trabajar fuera, nadie esta excepto de eso.

Por lo que el tiempo de calidad de familia ha disminuido, o sencillamente se ha dejado de lado. Sin prestar atención a lo realmente importante.

La familia.

Existen familias que son numerosas, y llegan a vivir todos bajo un mismo techo pero en horarios y momentos distintos, por lo que su convivencia no pasa de unas pocas horas en alguna estancia común del hogar.

Pero con una pandemia de tal magnitud esta numerosa familia se ve obligada a vivir todos juntos al mismo tiempo, por lo que los caracteres pueden llegar a generar problemas.

No quiere decir esto que no sea posible la convivencia, solo que está sujeta a la cantidad de individuos y así a sus personalidades.

Pero bien dice una frase popular “la familia debe siempre permanecer unida”

Convivencia y cuarentena.

“La pandemia logro poner a todos en su sitio” decía alguien por allí, y más de uno lo crítico con severidad por sus palabras.

Pero analicemos un momento, porque ahora es mamá la que está en casa, la que cocina, lava la ropa y hasta adelanto la limpieza general, apartando así lo útil de lo inútil.

Ahora papá tiene el tiempo para terminar ese proyecto varonil que tenía pendiente, ese que dejaba para otro día, bueno a llegado el día!

Los padres, adultos de la familia, sin importar el titulo son ahora docentes, profesores y tutores de los más pequeños y sin mucha paciencia ni pedagogía para ello.

De primera mano se conocen ahora las debilidades a la hora de aprender, se reconocen así incluso las dificultades de educación a las que están sometidos los mas pequeños.

Es que no se estaba preparado para esta situación, y ni siquiera se pudo prever la misma.

Todo esto terminara por pasar factura, tanto al niño, el adolecente el adulto y hasta el adulto mayor, que ahora sin derecho a lo contrario viven en el mismo entorno todos los días, en lo que parece una cuarentena interminable.

Por lo que se deberá poner en práctica la creatividad, el ingenio y luchar contra lo que venga para que la familia no sufra, consiente o inconscientemente en la convivencia, durante la cuarentena.

Pensar en positivo, durante la convivencia.

Esto será sin duda un concejo de gran ayuda, puesto que es una realidad, ante la adversidad.

Si bien antes no se contaba con el tiempo para compartir en familia, pues ahora si, quizás las obligaciones anteriormente limitaban, pero ahora lo que se tiene es tiempo.

Pues animo, retomen de buena manera las conversaciones que han dejado para luego, analicen de manera consciente a los individuos en el hogar.

Cada uno de ellos ha de tener necesidades distintas, pero con una buena actitud y un pensamiento positivo se pueden mantener la convivencia.

Que esta sea una oportunidad para notar las debilidades y fortalecer en base a ello los lazos de afecto tan necesarios en todas las familias.

Problemas por la convivencia.

Al estar tanto tiempo juntos es posible que comiencen a salir pequeñas dificultades o roces entre los presentes, esto es natural.

Lo que si no se debería permitir como familia es que estos roces lleguen a ser brechas entre la relaciones, por lo que la comunicación será la clave.

Mantener los canales de comunicación claros y abiertos será la mejor idea, no dejen los problemas para solucionarlos otro día.

Mientras más tiempo pasen nuevas rencillas o problemas se van sumando por lo que cuando se le quiera dar solución ya serán mucho más grandes.

Ante esta situación lo mejor será plantear normas y reglas que generen una armonía dentro del hogar.

Reglas en cuanto al uso de los equipos electrónico, el respeto al espacio ajeno.

Los horarios a la hora de dormir, ducharse, comer serán necesarios, sistemáticamente los seres humanos somos personas de orden.

En muchos casos este orden es excesivo y ante esta situación se ven en problemas dado que no tienen el control absoluto.

Medidas de cuarentena y familia.

Ya está dicho por los distintos cuerpos de salud y gobierno que durante la pandemia, lo mejor es quedarse en casa.

Ahora bien, teniendo el claro el ciclo de vida de los individuos y tras haber evaluado las distintas necesidades se recomienda.

Crear momentos de convivencia sana, planteando juegos cuyas características permitan la participación de cada integrante.

Inste y apoye los temas relacionados con las dudas sobre la situación, en muchos casos los abuelos no entienden el porqué deben estar encerrados, al igual que los niños.

Mientras más se comente del caso será más las dudas que se logren despejar y así la aceptación de la cuarentena de una manera más agradable.

Usted que está leyendo esto; sea la parte de la razón, la parte conciliadora ante las dificultades y vicisitudes que se presente.

Su familia lo necesita, sano, cuerdo y coherente, no permita que la situación lo saque del contexto.

Esta situación no es fácil para nadie, niños, abuelos, jóvenes y adultos, todos llegan a sufrir de igual manera una situación lamentable.

Por lo que si un miembro de la familia lograse contagiar de alegria y positivismo a los demás integrantes, esta actitud se esparcirá a cada individuo.

Así que animo, la tarea es fácil, porque al final de cuentas son familia, son hijos, padres, hermanos, abuelos, tíos y primos.

Todos que están atravesando por la misma situación, la orden es ante la dificultad que prevalezca la inteligencia.

Deja un comentario