Volver a las citas y no morir en el intento.

Volver a las Citas y no morir en el intento
Volver a las Citas

Ya hace un tanto de tiempo que aquella relación concluyo, y a decir verdad se está en un punto donde retomar una nueva relación es algo que produce un poco de inquietud y miedo.

Pero seamos realista el género femenino tiene como preferencia las cosas románticas, el cortejo y todo el galanteo de los caballeros.

No debe ser muy sencillo todo esto si ya hace un tiempo que no lo practicas ni lo ejecutas.

Por ello no se deberían seguir repitiendo los mismos patrones que han llevado al fracaso las relaciones en el pasado.

Dicen por  allí y yo lo repito aquí que no es más que “llover sobre mojado”

Quizás el temor, el creerse no estar en la edad, y la idea de poder hacer el ridículo se debaten entre el debo y no debo.

Para ello se presenta aquí una serie de errores comunes, y el por qué no se deben cometer.

Continúa con la lectura y nutre el alma con la información, quien sabe si te resulte de ayuda y despierte esa idea de volver a intentarlo.

Acá están seis reglas de oro que no se deben cometer en las citas, y así poder contar la mejor de las historias de amor.

Reglas de oro en las citas.

  • No conecte con la el error.

Las primeras citas son para conocerse mejor, ver si existe afinidad entre los seres, pero no se recomienda las conversaciones muy profundas.

Este tipo de conversación tiene como característica general, una conversación sobre los errores del pasado, ¿Qué paso con tu ex? Lamentable paso y mal error.

Ahora la cita pasa a ser una terapia sanadora, comienza una carrera frenética por demostrar quien tiene el peor ex, porque no funciono y mostrando su error al no ser elegidos.

Nada de carácter positivo podría salir de allí, es incluso posible que terminen bajo un depresión reviviendo las injusticias a las cuales fueron sometidos.

La recomendación es dejar esto para cuando la relación este un poco más afianzada, con un poco mas de solides, además de no tocar la sensibilidad del otro.

  • No llames si eres la dama, si eres el caballero, no demores en hacerlo.

Obvio estuvieron en una gran cita, como chica quieres volverlo a ver con rapidez, pero no se debe dejar que la frenética chica de 20 años que vive dentro te supere.

Los hombres saben lo que quieren y a quien quieren de manera más rápida que las mujeres.

Por lo que si aun no llama es que paso la página no eres la indicada, y si por el contrario lo llamas tu, podrás dar señas de una falsa angustia.

Ahora que de no llamar no es  mal de morirse, será mejor continuar con la vida, seguir adelante sin problema.

  • Prohibido los encuentros sexuales hasta no sentirse realmente listos.

Existe una falsa idea de que al madurar las relaciones sexuales son distintas y no es así, siempre estas están estrechamente ligadas a la personalidad.

Así que si cuando tenias vente te sentías mal al despertar y ver a tu acompañante entre las sabanas, ahora ya con más edad y más maduro las cosas no cambian.

Lo único que se podría en este caso es llegar a un acuerdo de ambas partes, sin problema ni complicación, hablar de sexo seguro y en qué momento y bajo que términos sería la mejor forma de llevarlo a cabo.

Lo mejor de esto es que seas la dama o el caballero, la conversación dejara ver el tipo de persona que tienes a tu lado, su grado de madures y su falta o no de compromiso ante la situación.

  • Realiza una lista.

Con una pequeña lista de al menos 5 cosa que te gustaría en una pareja, ahora bien, consigue al menos tres de ellas en esta nueva persona.

Su carisma, su forma de hablar, su sonrisa, la forma como habla de sus hijos.

Comienza a notar las cosas más positivas, mantén una buena actitud antes de decir que no es lo que estas buscando.

La idea es mantener abierta la idea con alguien que quizás no es del todo del tipo que estas en el patrón idealizado.

Porque la idea es intentarlo, sin repetir el patrón que básicamente es lo que a estado fallando.

  • Realiza un coqueteo desde persona adulta, que te debe caracterizar.

Ya no existen tantas presiones como cuando se tenían 20 años, ahora las cosas pueden ser mas sencilla.

Atreverse a sabré a donde te llevaran las acciones es una muy buena oportunidad.

Soltarse el cabello, animarse a decir algo agradable, mirar de manera sugestiva.

Ahora vez que está bien y las consecuencias a donde te pueden llevar tus acciones.

  • Aprende a hablar y a escuchar en la justa medida.

Se debe aquí ser todo un experto al respecto, tener la habilidad de saber llevar las conversaciones.

Si la persona habla mucho, ten la agilidad de involucrarte en la conversación, no solo eso si no evita los temas incómodos.

Se debe tener cuidado en especial con el hecho de que la conversación se centre en solo en ti mismo, lo que puede ser todo un problema, todo en su justa medida.

Imagina que si esa persona se entera de todo en una primera cita, que quedara para las otras, si es que llegan a existir.

Por lo que en realidad interesa es que ambos disfruten de un momento agradable y ameno, así que la intención principal es esa, que todos la pasen bien.

Consejo Premiun.

Si lo que se desea es tener una buena cita, se debe ir en buena actitud, llegar en un estado de relax, feliz y dejar que aflore esa personalidad encantadora llena de vida y con mucha buena vibra.

Bríndale la oportunidad a otra persona de conocer esa encantadora personalidad que tienes, pasen un agradable tiempo juntos, que este sea bueno y de calidad.

Lo más importante es tomar de la experiencia las cosas positivas y descartar las que no lo sean tanto, así que aunque no resulte a la primera una actitud positiva puede ser la diferencia.

Deja un comentario